jueves, 1 de enero de 2015

VEGANISMO E INSTITUCIÓN ESCOLAR

Sería más lógico que en la segunda entrada del blog hablara de la lactancia, de las comidas durante el embarazo, de los primeros alimentos de mi hija. Pero no puedo. Hay un tema que me tiene en vilo estos días y quiero compartirlo.
Llegado el momento aparece la pregunta: "El día que la pequeña tenga que ir al colegio, ¿serán lo bastante respetuosas con ella y con la manera en que la hemos educado en casa?".
Estas preguntas pueden ser comunes en todas las familias que escolarizamos. Todas esperamos que a nuestros hijos los respeten y les transmitan unos valores de tolerancia, de escucha, de cooperativismo, de igualdad, de pluralidad...
Cuando hablamos de veganismo, las cosas parecen complicarse un poco.
El caso que os presento es de dos grandes amigas, Melina y Diana, referentes para mi. Madres de dos niños veganos que han empezado a ir a la escuela, uno en P3 i el otro en P4.
Este mes de Diciembre les han comunicado, des de la dirección, que no les podrán hacer más el menú vegano a partir de Enero.
De la pregunta clara "¿Por qué?" la única respuesta ha sido que la escuela quiere unificar menús. Que harán uno, sin carne de cerdo y con pescado.
"Ya saben que el comedor es un servicio que ofrece la escuela, pero que no es obligatorio".
Y para acabarlo de rematar, les han sugerido que ahora en Febrero hay inscripciones para otros centros.

No critico las mil actividades que van en contra de los ideales de las familias como la mía: animales encerrados en cajas en las clases, disección de cadáveres para el "estudio", canciones donde se matan, ridiculizan y perpetúan ideas erróneas de los animales, muestra de una única pirámide de alimentos, excursiones al zoo y a granjas, recetas que nuestros hijos no pueden probar.

No tienen opción para quedarse en el comedor.

Perdón, sí. Si llevan un justificante del médico donde dice que son alérgicos.

Según veo, hay tres posibles acciones.
Una, sacar a los niños de esa escuela y buscar otra (o no escolarizar, directamente); otra, pagar a un médico que haga un certificado falso; y la última, que es la que mis amigas están intentando, sensibilizar a las otras familias, hablar con las autoridades pertinentes y movilizar al sector de amigas afines a la causa que nos sentimos vulneradas ante estos hechos.
De las escasas respuestas de la dirección, se me disparan muchas otras preguntas:

  • ¿Qué pasa con el resto de familias que optan por otros menús, ya sea por religión, por ideología o por qué les da la gana? 
  • ¿Es por qué es caro comprar tofu y seitán?
  • ¿Tan difícil es preparar comida a base de futa, verdura y cereales?
  • ¿Tiene algo que ver que estas mamás sean inmigrantes de Sudamérica?
  • ¿Quiere decir que la carne que ofrecen en el menú para las familias del Magreb es de origen halal?

Cualquier homogeneización atenta contra la pluralidad.

Este hecho nos discrimina de forma directa. 

Confío que esta escuela rectifique y deseo que pronto la institución escolar sea más permeable a los valores que defensamos des del veganismo. Hay muchas vidas en juego.





                                               (Mis amigos, una mañana a la salida de la escuela)

7 comentarios:

  1. https://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Fernando, gran realización, empezamos a ver algo de luz en esta caverna-

      Eliminar
  2. https://www.youtube.com/watch?v=-1Y9OqSJKCc

    ResponderEliminar
  3. Gràcies Karen pel teu blog! Soy vegetariana y madre de un niño de 3 años y una niña de 10 meses, el mayor está en un proyecto de educación libre en Gracia, la peque está conmigo. Pero además mi marido es cocinero, así que también conozco el tema comedores escolares de cerca. Él estuvo en el comedor de un colegio como jefe de cocina (en realidad único cocinero) para unos 400 menús y es una realidad muy compleja, al final dejó el puesto de trabajo porque era realmente duro. Es verdad que es un servicio aparte del que se encarga una empresa externa, aunque están en constante relación y toma de decisiones con el director, encargado de comedor, etc. Entiendo perfectamente que quieran unificar menús, a veces es ya inviable sólo con los diferentes menús que hay que ofrecer con los alérgicos. Alguna vez mi marido tenía que empezar a llamar a todo el mundo para cambiar un plato del menú porque su elaboración era imposible a la vez que otro plato de los alérgicos, o el segundo. Aparte que cada elaboración distinta requiere su espacio de fuegos, cazos, nevera, espacio de trabajo, etc. Y hay multitud de protocolos a seguir con la comida, fichas que rellenar, muestras que tomar de cada cosa, etc. Los pedidos se hacen a proveedores que sólo distribuyen ciertas cantidades, así que ya con el tema de alérgicos mi marido tuvo que ir más de una vez al súper en su tiempo libre para ir a comprar una pieza de algo. Con todas las compras que no se hacen a través de los proveedores con quienes tienen convenios van perdiendo dinero, aparte del desgaste del personal. Es muy complejo, es barato porque tiende a unificar en todos los sentidos, si fuera en plan restaurante sería mucho más caro. Está montado en ese sentido, en ahorrar tiempo, dinero, personal, haciendo el máximo de menús. Por otra parte, yo no recomendaria a nadie que intente seguir una dieta vegetariana o vegana equilibrada en un comedor escolar de este tipo, a no ser que sea un comedor pequeño con una mayoría de vegetarianos. Los menús que vi para los vegetarianos de ese colegio dejaban mucho que desear y en estos sitios se trabaja mucho con 4ª gama (productos ya pelados y cortados, si no seria imposible) y pierden mucho las vitaminas. Eso sí, higiene máxima ;) Yo votaría portener la opción de traer la comida y calentarla allí. Bueno, espero haber aportado un poco de información sobre el mundo de los comedores escolares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ada por la información. Entiendo que quieran unificar menús, pero hay que ser consciente que es algo que discrimina los alumnos que comen otras cosas, ya sea por alergias, ya sea por ideología. Que es difícil, lo sé. Yo trabajo en una escuela donde el comedor ha dado diversas temporadas pérdidas. Es con comida ecológica, de cercanía y autogestionado. Es cuestión de ver qué es lo que el proyecto de escuela da prioridad y buscar maneras para cocinar quizás para todos más proteína vegetal, más cereales completos. El comedor de mi escuela está supervisado por nutricionistas y se tiene en cuenta todas las opciones. Me parece algo más complicado, pero nada que no se pueda conseguir con un poco de interés. Para mi, la fruta y la verdura tienen que abundar. Luego si los postres son yogures y cosas de ese tipo, pues obvio que encarece, pero esos alimentos no aportan demasiados nutrientes. Ni qué hablar de toda esa carne y pescado llena de ves a saber qué.

      Eliminar
  4. hola , muchas gracias por compartir, de verdad. Soy una persona consciente del mundo que nos rodea y no sabes el miedo que me da pensar por las cosas que tendré que pasar yo y mi familia el día que tenga un hijo y lo lleve al colegio siendo criado en el veganismo.
    En fin mucha suerte y gracias de nuevo por compartir.

    P.D.: si pudieras cambiar la tipografía de los comentarios a una mas legible te lo agradecería mucho :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lali!! NO tengas miedo, lo que haces es por un buen motivo, sólo tenemos que hacernos comprender y respetar.
      Con respecto a la letra, tienes toda la razón, la modifiqué y ahora no sé sacarla!!! :(

      Eliminar